El arte de bien decir

Fe, esperanza y caridad “La Providencia y la fe tienen esta casa en pie”. Seguro que lo has leído en algún sitio. Por lo que a mí respecta, aplico lo anterior también a Dame tres minutos, un blog (mi casa, la tuya) que ya va siendo “veterano”… ¡Quién lo hubiera dicho! Ahora, con eso de la fe -mira…

Cuando la amistad es sincera

La semana pasada quedé con un amigo -llamémosle Miguel-. Pues eso, que quedé con Miguel a tomar unas cervezas, unas cañas. Hacía mucho tiempo -mucho siempre es demasiado- que no nos veíamos: tarjeta amarilla. Me explico: no es admisible dilatar indebidamente las cosas buenas de la vida. Las que verdaderamente importan. No, mientras nos afanamos…

Nos sobran discordias. Nos faltan abrazos

El padre de mi amigo Emilio (de quien te hablé en este post) conservó un refinado sentido del humor hasta el final de sus días. Seguro que te percataste de ello. Recuerda cómo concluía su despedida epistolar (y vital). Con esta postdata: ‘Ya os decía yo que ese médico no valía mucho…’. Leerla, me hizo…

marius-masalar-138929 by Unsplash

Envidia cochina

Hace un par de posts, te hablaba de la pobreza. De la pobreza y de Felisa. No te traigo de nuevo a esta buena mujer para hablarte de ‘sus indigentes’. Al menos, de los ‘materiales’… Porque hay muchos tipos de pobreza: nunca olvides que una de ella es la soledad no buscada. ¿Te acuerdas de este…