¿Qué dijiste que eras?

No sé si leíste mi último post: ¿Eres ventana o espejo? Te aconsejo que lo hagas. Te facilitará comprender el que ahora mismo tienes delante de tu pantalla. Si no, a lo mejor no te enteras de la misa, la media. Lo que te escribí -por cierto, ya que hablamos de misa- no iba de…

El arte de bien decir

Fe, esperanza y caridad “La Providencia y la fe tienen esta casa en pie”. Seguro que lo has leído en algún sitio. Por lo que a mí respecta, aplico lo anterior también a Dame tres minutos, un blog (mi casa, la tuya) que ya va siendo “veterano”… ¡Quién lo hubiera dicho! Ahora, con eso de la fe -mira…

Cuando la amistad es sincera

La semana pasada quedé con un amigo -llamémosle Miguel-. Pues eso, que quedé con Miguel a tomar unas cervezas, unas cañas. Hacía mucho tiempo -mucho siempre es demasiado- que no nos veíamos: tarjeta amarilla. Me explico: no es admisible dilatar indebidamente las cosas buenas de la vida. Las que verdaderamente importan. No, mientras nos afanamos…