‘De la sociabilidad a la iniciativa social’, por Pedro Paricio

Una vez más, Dame tres minutos tiene la suerte y el honor de contar con una colaboración de un gran amigo y gran escritor, Pedro Paricio Aucejo. Hoy, su post apela a la participación y el compromiso con la sociedad de la que formamos parte y con la búsqueda del bien común. Como veis, se alinea mucho con uno de los principales objetivos por los que se creó este blog. Le agradezco, una vez más, su generosa colaboración, y os dejo ya con lo que son sus palabras. Eso es lo que importa:

En la isla desierta a la que fue a parar Robinson Crusoe como consecuencia del naufragio de su barco, el mítico aventurero tuvo que sobrevivir en soledad a las necesidades más elementales de la existencia. Para ello, se esforzó en rodearse de cosas y símbolos que le atestiguasen a cada momento que estaba viviendo en un mundo poblado de otros seres humanos como él. A semejanza de la peripecia experimentada por este personaje literario creado por el escritor inglés Daniel Defoe (1660-1731), llega un instante en la vida de todo hombre en que descubre el deseo de salir de su soledad y la necesidad de estar con otros. Y es que el individuo no vive solo sino con semejantes a él: la naturaleza humana presupone y requiere la existencia de otros y la convivencia con otros. Únicamente en relación con ellos tiene sentido su paso por este mundo, de modo que la persona siente la imperiosa premura de juntarse por algo y para algo. Abierta a la comunidad, existe en ella y crece con ella.

Sin embargo, esta necesaria sociabilidad natural del ser humano ni es suficiente para la adecuada inserción social del individuo ni mucho menos basta para que el conjunto de la sociedad funcione correctamente. Se precisa la intervención de otros factores –instituciones, procesos, normas…– que dinamicen el complejo engranaje de retroalimentación entre el individuo y la sociedad, especialmente en el caso de las culturas más evolucionadas de nuestros días. Por ello, resulta aconsejable acoger todo lo que contribuya a facilitar esta sinergia. Esa es la actitud que, durante el último año y medio, me llevó a asistir como oyente a las sesiones del Foro ‘Ciudadanía y participación en la vida pública’, celebrado en Valencia bajo la organización de un equipo de mujeres comprometidas con la iniciativa social.

En su seno se trataron aspectos significativos para la participación ciudadana en la vida pública. Expuestos por prestigiosos profesionales en cada uno de los ámbitos abordados, se plantearon retos sociales directamente vinculados con la persona en general, la familia, la mujer, la juventud, el empleo, el emprendimiento, el liderazgo, la educación, la cultura, el ocio, las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, la regeneración de la vida política y el consiguiente compromiso ciudadano necesario para la resolución de los desafíos surgidos en estas áreas.

Si el objetivo que motivó la existencia de dicho Foro fue proponer a sus asistentes ideas concretas para la mejora del bien común en el ámbito objeto de la reflexión, puedo decir –en mi calidad de mero espectador– que tal propósito se alcanzó satisfactoriamente. Lo mismo sucedió con las conclusiones generales establecidas en la sesión de clausura, en las que se evidenció que la difícil gestión de los complejos problemas del mundo actual hace que –además de requerirlo la misma entraña de la sociedad y la idiosincrasia del Estado democrático– estos no puedan ser abordados solo desde la capacidad de acción de los poderes públicos y precisen cada vez más del papel activo de la ciudadanía. Así, la urgencia de soluciones demandadas por la actual coyuntura histórica fuerza a extender la vertebración ciudadana a todo el espectro social.

En el caso de las áreas abordadas en este Foro, quedó claro que dicha participación ciudadana se ha de ejercitar por medio de la adquisición de un humanismo integral que dote a las personas de la adecuada cualificación profesional, intelectual, emocional, comunicativa y moral. Igualmente se apeló al fomento ciudadano de un entorno cultural en el que adultos y –especialmente– jóvenes encuentren en la solidaridad y la realización de proyectos de aprendizaje y de servicio modos satisfactorios para crecer como personas y, a la vez, aprovechar su tiempo libre. Se demandó también el incremento de la participación ciudadana en todo tipo de asociacionismo, así como de la expresión de la libre opinión en los medios de comunicación y demás foros sociales, de la celebración de reuniones con representantes de la vida pública y del recurso a instancias institucionales contempladas por nuestra legislación.

Del mismo modo, se precisó que, para la correcta consecución del enorme potencial que conlleva la vertiginosa expansión de las redes sociales, se requiere una formación de los usuarios que les capacite en el ejercicio responsable y comprometido de aquellas. Se trata de aportar valor a la comunidad por medio de la práctica adecuada de la ´ciudadanía digital´, dejando huella positiva en las redes y potenciando una actitud crítica ante lo negativo del mundo actual, sin menoscabo del respeto y la salvaguarda de la privacidad personal.

Finalmente, se postuló que este talante crítico de la ciudadanía se ha de mostrar además en la permanente exigencia a los gobernantes de responsabilidad política en todos los ámbitos, de modo que –alejados del oportunismo político y el sectarismo ideológico– se rijan por una estrategia colectiva basada en la dignidad de la persona, el respeto a la ley, la consecución del bien común y la atención preferente a los más vulnerables. Solo así se recorre adecuadamente el camino que va de la sociabilidad a la convivencia, fin primordial de la sociedad humana.

Anuncios

2 comentarios en “‘De la sociabilidad a la iniciativa social’, por Pedro Paricio

  1. Que interesantes reflexiones!
    Me recuerdan las actividades que se realizan por #LaMancha a través de https://manchacentroinnova.org/ desarrollando similares lineas de acción,… que se pueden resumir en algunas como estas: #innovacionSocial #aprendizajeColectivo #participaciónCiudadana #networkingManchego,…
    Es muy importante conocer que estas “cosas” no están aisladas sino que se hacen en “muchos” sitios y por “muchas más personas” que lo que creemos, verdad?
    Gracias por compartirlo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.