Date cinco minutos

Unsplash - Steven Hille

Más de una vez me pregunto si conducimos nuestra vida o es la vida la que “nos lleva”. ¿Nos paramos a pensarlo?

Déjame compartir contigo algo: no sé si eres médico, ama de casa, empresario, panadero, abogada del Estado, docente, periodista… ¡Qué más da! Hoy tenemos tú y yo, todos, una sencilla propuesta.

Una propuesta que viene… de un cole

Quiero hablarte de la buena idea de un colegio de Valencia: el Parque Colegio Santa Ana.

La suya ha sido una de las ganadoras de la III Edición de los Premios ‘Grandes Profes, Grandes Iniciativas’, que concede la Fundación Atresmedia en su propósito de impulsar la excelencia educativa. Lo hace reconociendo y poniendo “el foco” en proyectos inspiradores, innovadores y de impacto llevados a cabo por profesores o centros educativos.

En este caso, se trata de uno de los enmarcados en la categoría ‘Grandes iniciativas en valores’: la propuesta ganadora ha sido ‘5 minutos que suman’.

¡Qué sencillo es a veces lo importante! O viceversa. La actividad que han puesto en práctica en ese cole –y que puedes trasladar al tuyo, pero también a tu negocio o a otros ámbitos…- consiste en implantar un espacio de 5 minutos al comienzo del día (¿quién no puede encontrar 5 minutos, aunque sea en otro horario?) para exponer un tema relacionado con los valores, apoyado en una charla o en algún contenido de medios audiovisuales.

Sabes que creo un poco en las píldoras de “tres minutos”. Y no está nada mal si además van acompañadas, al menos inicialmente, por similar dosis de análisis. A modo de “aperitivo”. No te digo nada, si luego te toca el corazón y te anda rondando y rondando el tema…

Esos espacios breves, como el que propone este colegio, mueven a chavales y mayores a la reflexión sobre asuntos muy diversos (no solo por sus contenidos, sino por sus valores), fomentan una mayor interiorización de los mismos y, cómo no, intensifican la relación entre el profesor y sus alumnos.

Como puedes constatar, la idea es sencilla: se trata de una “buena práctica” accesible, imitable y que nos puede ser de utilidad a todos.

Porque antes de echar a correr cada día, conviene que nos hayamos parado a pensar cuál es el camino y, más si cabe, la meta.

Suele decirse eso de que la dirección es más importante que la velocidad. Pero no parece que siempre lo tengamos tan claro: hay muchas personas que van muy rápido a ningún lado… Como pollos sin cabeza. Quizás recuerdes el post Quo vadis? Sí, ese que empezaba con una divertida anécdota (haz clic aquí).

Sabes la importancia que en ‘Dame tres minutos’ tiene la difusión de valores, para tratar de animar a que cada uno –yo el primero- tiremos hacia arriba de nosotros mismos. ¡Aúpa!

Escribía el estadounidense Robert Collier que “inspirar a otros a crear su propia oportunidad es el regalo más grande que se pueda dar”.

Seguro que tenía en mente a su compatriota B. Franklin cuando dijo eso de que el maestro que intenta enseñar sin inspirar en el alumno el deseo de aprender está tratando de forjar un hierro frío.

En el colegio de Valencia se han puesto las pilas: quieren inspirar y… educar integralmente; y lo trabajan de forma sencilla y acorde a los medios que se nos ofrecen a día de hoy. Montan una especie de pausa, un “kit kat” inicial: para calentar motores. ¡Qué buena idea!

Te aporto un ejemplo de vídeo sobre el que reflexionar

Hoy lo he escogido yo. Los demás, corren de tu cuenta. Aquí va:

Acabo ya. Con una advertencia: lo de analizar antes de actuar es imprescindible. Pero hacer, hay que hacer. Lo comento no solo porque cuando te escribo esto sea lunes… También, porque algunos tienen el problema inverso. No es que no se paren a pensar. Es que se paran pensando. Es lo que algunos dicen por el análisis a la parálisis”. Y tampoco es eso.

Te recuerdo la anécdota que ya traje en su día a colación en el post “Mujeres y hombres: Educación en y para la igualdad”, que publiqué en Community of Insurance.

Este era un presidente al que su consejero de  Industria le presentó todo un señor plan, en unos voluminosos tomos. No eran los tiempos de las TIC:

-Presidente, aquí tiene el plan de desarrollo, afirmaba mientras malamente sujetaba cuatro libracos.

-Muy bien, consejero. Ahora lo que toca es el desarrollo del plan, le respondió.

Pues eso, que hacen falta ambas cosas.

Pero lo de los cinco minutos, genial. Es un pequeño gran plan. ¡Y no tiene copyright! ¿Lo vas a aplicar en tu… vida, trabajo…?

Si te parece buena idea, puedes difundirla. ¡Es gratis!

Date cinco minutos, please!

Anuncios

10 comentarios en “Date cinco minutos

  1. Gracias por tus reflexiones José, siempre tan encaminadas al buen hacer. En mi día a día, a todo esto, que está muy bien, yo le llamo “rezar todos los días”. Ahora hay que cambiarle el nombre a todo lo que suene a católico, y hacerle una adaptación curricular dependiendo del contexto, según si hablamos de enseñanza, o de proyecto personal, o de vida laboral…. Las matemáticas me enseñan a llamar a las cosas por su nombre más sencillo. Y yo a todo esto le llamo “rezar”.

    Me gusta

    • Gracias a ti, Coro. Y por tu sana falta de complejos, por la libertad con que te expresas y actúas. Y, personalmente te lo digo, por dar testimonio de tu rezar. Acuérdate un poco del de los tres minutos! Muchas gracias! Feliz día!

      Me gusta

  2. Gracias, José. Justo ayer tuvimos en el Colegio una charla para los padres sobre las redes sociales y su peligro de cara a los hijos. Muy interesante y a la vez preocupante si se usa de forma indiscriminada e incorrecta. Saludos.

    Me gusta

  3. Aplaudo la idea del Colegio de Sta Ana. En Corazonistas de Zaragoza, el de mis hijas, está implantado hace tiempo desde 4º de ESO. Cada día, a primera hora, un alumno expone una frase relacionada con valores y ética, comentario y aportación personal.
    A mí personalmente me encanta que lo hagan. Cuando a ella le toca buscamos y comentamos la frase. Es increíble su evolución a lo largo del curso en madurez, empatía…

    Me gusta

    • Muchas gracias por aportar, Belén. Las buenas ideas se “contagian” y las necesitamos para mejorar día a día como personas y como sociedad. Enhorabuena y a seguir en esa línea! Un saludo muy cordial

      Me gusta

  4. En mi cole lo aplicamos como oración. A veces un trozo de evangelio, un cuento cortito, un fragmento de libro, una noticia… Reflexionamos sobre ello con un fondo musical, luces tenues…y lo introducimos con una relajación de un par de minutos centrada en la respiración con los ojos cerrados. A los alumnos les ayuda a detenerse e interiorizar y empezar el día más tranquilos y a nosotros tambien…Una experiencia muy positiva…

    Me gusta

    • Muchas gracias por compartir tu experiencia. Qué importante es iniciar bien el día, detenerse un poco, “interiorizar”. Y para los que tenemos fe, hacerlo desde esa perspectiva, más.
      Enhorabuena! Y muchas gracias de nuevo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s