jake-thacker-113197 by Unsplash

Marina necesita tu voz

Al fin, salían de la Clínica Emmanuel. ¡Con Marina! No sé por qué digo “al fin”: la estancia había sido breve. Prácticamente, un visto y no visto. ¡Mejor! En cuanto se puede, como en casa en ningún sitio… El ascensor abrió sus puertas en la planta segunda. Se podía escuchar el llanto de un recién…

Photo by Barn Images on Unsplash

‘Las coordenadas de la corrupción’, por Pedro Paricio

Pedro Paricio Aucejo regala una nueva colaboración a Dame tres minutos. Ya escribió recientemente otro post, que puedes leer aquí. Cuando alguien -no yo- escribe en este blog, y hasta repite, además de demostrar su generosidad trabajando en ‘viña ajena’ gratis et amore, facilita al menos tres cosas: Que el titular no haya de hacerlo y…

¿Por qué optimistas…?

Hoy visita Dame tres minutos Mª José Calvo.  Lo primero de todo, quiero darle la bienvenida… y las gracias. Es una suerte que se sume a colaborar en el blog con este post. Lo hace nada más y nada menos que para hablarnos de optimismo, algo que nunca está de más. De hecho, ya hace tiempo…

Celebrar el respeto y la convivencia: entre distintos

Todos somos iguales. Y todos diversos; que no necesariamente divertidos, je, je. Cada uno de nosotros, por nuestra dignidad como personas, merecemos el mayor de los respetos. Con independencia de nuestras circunstancias individuales o sociales. Hoy quiero hablarte de respeto y convivencia. Déjame, antes, comenzar con esta breve anécdota: evidencia cómo somos diferentes y deberíamos…

markus-spiske-135768 by Unsplash

Gestiona tu éxito

Hay personas divertidas; con salero. Un salero ¡que no sube la tensión, sino que, más bien, la baja! Y hay personas… más bien sosas (lo que, obviamente, no impide que tengan muchas otras cosas buenas). Hay quien sabe contar chistes con gracia. Con mucha gracia. Otros, más torpes, te dicen: “¿Sabes aquel de…?” y destrozan…

“Lo que está en juego en la educación católica”, por Pedro Paricio

En Te escribo porque me importas te indico, entre otras cosas, que este blog participativo tiene entre sus finalidades la de dialogar con claridad y respeto, romper silencios -u omisiones- que equivocan o empobrecen. Más veces de las debidas, señalo, el ambiente dominante -y en ocasiones dominador- parece invitarnos a esa inacción. Me rebela cualquier falta de libertad -aunque sea…