¿Dónde encontrar la felicidad?

Me contaba un amigo ebanista la de veces que anda buscando su lapicero sin darse cuenta de que… lo lleva puesto en la oreja. A decir verdad, no me sorprende mucho: a veces he estado rebuscando mis gafas llevándolas encima; e incluso conozco a alguno que se ha metido bajo la ducha habiendo olvidado quitárselas……

Entregados al bien común

Por Dame tres minutos han desfilado desde Confucio a Rabindranath Tagore, pasando por Aristóteles. O desde Don Bosco a Sir Francis Bacon. Y (en más de una ocasión) Churchill o… el papa Francisco. Hoy te traigo a un sacerdote. Me viene bien para recomendarte un libro; y para iniciar una reflexión (que sirve a creyentes,…

¿Qué dijiste que eras?

No sé si leíste mi último post: ¿Eres ventana o espejo? Te aconsejo que lo hagas. Te facilitará comprender el que ahora mismo tienes delante de tu pantalla. Si no, a lo mejor no te enteras de la misa, la media. Lo que te escribí -por cierto, ya que hablamos de misa- no iba de…

¿Eres ventana o espejo?

Hace poco llegó a mis oídos una historia que me llamó la atención. La atribuyen a Paulo Coelho. La protagonizan un joven rico y su rabino. El joven (no narro literalmente) acude a la casa de aquel y le pide alguna clave para conducirse en la vida. El rabino le acerca a una ventana y le plantea: ¿Qué ves a través del cristal? – Personas que transitan las calles, un pobre ciego mendigando junto…

Te exijo porque me importas

Que nadie se llame a engaño: este post no es el de “Te escribo porque me importas”: lee bien. La entrada de Dame tres minutos viene hoy a cuento de cuándo vas en coche y cuándo a pie. Bueno, no exactamente… Ahora no lo entiendes, pero de eso se trata: de que lo comprendas tras…

Campeón de Campeones: Jesús Vidal

Aún resuenan en mis oídos -y seguro que no solo en los míos- las palabras de Jesús Vidal en los recientes Premios Goya. Se convirtieron en trending topic de inmediato. Se viralizaron. Se revela así la sed que todos tenemos de encontrarnos con la bondad, con el bien, con la verdadera humanidad. Y de compartir…