¿Quieres?

Querer no es desear.  Es mucho más que eso. Desear le puede pasar -o no- a cualquiera. Y lo importante es querer, aunque no te apetezca. (“Tú sigues siendo Superman”). ¿Por qué te traigo nuevamente al blog esto? Luego te lo explico detalladamente (entre tú y yo, es por Regino). En la época del hombre…