Compartir es amar

Lo sabes. No me hace falta confesarlo. En este blog, a veces, te escribo cuentos. Hay en mi bitácora más de uno; y de dos. Me viene, por ejemplo, a la memoria el “Cuento de Semana Santa”.  Creo que te gustará (haz clic en el título). Lo que hoy te traigo a Dame tres minutos…

marius-masalar-138929 by Unsplash

Envidia cochina

Hace un par de posts, te hablaba de la pobreza. De la pobreza y de Felisa. No te traigo de nuevo a esta buena mujer para hablarte de ‘sus indigentes’. Al menos, de los ‘materiales’… Porque hay muchos tipos de pobreza: nunca olvides que una de ella es la soledad no buscada. ¿Te acuerdas de este…