“La presencia del mal”, por Pedro Paricio

Tú y yo no nos detenemos habitualmente a pensar en la naturaleza del mal. En el mejor de los casos, absorbidos como estamos por el ajetreo de nuestra cotidianidad, contemplamos las consecuencias de sus efectos en las llamativas imágenes que nos ofrecen los medios de comunicación social. Pero reflexionar sobre él –lo que se dice…