¿Te llevas a casa los problemas del trabajo?

¿Te llevas a casa los problemas del trabajo? Quizás conozcas esta breve historia; seguro que te gustará releerla, repasarla y… repensarla. Uno de sus protagonistas la cuenta, más o menos, así: Debía acondicionar mi vieja granja. Para ello, contraté a un profesional. Recuerdo que se llamaba Antonio. El hombre pasó un duro primer día de…

Cuando dos más dos son dos

Tengo muchas ganas de escribirte… y poco tiempo. Como (casi) siempre… Uno piensa quién le llevará –en esta tesitura- en volandas. Ya he recurrido a amigos, conocidos y demás parientes e interesados para que me hagan un post… Y mira por dónde, va y esta vez se me cruza mi suegra. No me lo entiendas…

Te exijo porque me importas

Que nadie se llame a engaño: este post no es el de “Te escribo porque me importas”: lee bien. La entrada de Dame tres minutos viene hoy a cuento de cuándo vas en coche y cuándo a pie. Bueno, no exactamente… Ahora no lo entiendes, pero de eso se trata: de que lo comprendas tras…

Campeón de Campeones: Jesús Vidal

Aún resuenan en mis oídos -y seguro que no solo en los míos- las palabras de Jesús Vidal en los recientes Premios Goya. Se convirtieron en trending topic de inmediato. Se viralizaron. Se revela así la sed que todos tenemos de encontrarnos con la bondad, con el bien, con la verdadera humanidad. Y de compartir…

Nos salva el amor

Nos salva el amor. Toda persona necesita sentirse querida, saberse querida, ¿no es cierto? Sin amor, la vida debe de ser un verdadero infierno. Aunque hay quien, a veces, no cree que merezca ser amado. Ni siquiera se quiere a sí mismo como debiera. Terrible. ¿Merecer? Si el amor se comprara (¿a cuánto el kilo?),…