Nuevos retos profesionales: Coincidir para servirte

Consultoría Educación Abogado Mediador civil Acompañamiento familiar y matrimonial coach

Hace poco compartía en las redes lo que para mí es una muy buena noticia: vuelvo a trabajar en y desde Navarra. De la que realmente nunca me fui… El corazón, y mucho más que eso, siempre ha estado aquí.

Cuando digo “vuelvo”, pienso en que dormiré menos noches fuera de casa, el coche hará menos kilómetros, y ocuparé menos veces el Alvia.

Aunque seguiré yendo, encantado, a Madrid… y a donde toque.

Pero “desde otra situación”, con otra periodicidad. Podré disfrutar más de lo mejor: de la familia.

El proyecto profesional que estreno se fundamenta en dos pilares:

  1. Mi incorporación a un despacho de abogados multidisciplinar desde el que voy a ofrecer consultoría, asistencia y asesoramiento en Educación y en otros ámbitos, y
  2. Mi colaboración con el Instituto Coincidir.

Soy abogado de formación y ejercicio –me colegié en 1985-. Más tarde, me haría mediador y experto en acompañamiento.

Soy un abogado, eso sí, que en los últimos quince años de desempeño profesional se ha volcado en el asesoramiento, la dirección y la gestión en el sector y en la comunidad educativa.

Mi trayectoria en Educación se inicia en la Administración Local en el año 2007 (concejal delegado de Educación y primer teniente de alcalde en Pamplona) para pasar luego a la foral o autonómica (consejero de Educación del Gobierno de Navarra), y continúa –ya en la etapa más reciente-, en el ámbito privado (al que me mantengo vinculado como patrono de una importante fundación educativa y miembro del consejo asesor de otra).

Y ahora “vuelvo” a Navarra –me quedo aquí-, con la idea de ofrecer un valor añadido, desde mi experiencia y bagaje profesional.

Quienes me conocéis, sabéis que he dedicado buena parte de mi vida a salvaguardar nuestros valores, nuestros derechos y libertades individuales y colectivas, en momentos y circunstancias bien complejas, desde mi vocación de servicio público.

Siempre he defendido el derecho a una educación de calidad y en libertad. Esta es clave para facilitar que los principios en que muchos creemos se puedan transmitir. Y, esencialmente, para que nuestra sociedad pueda contar con personas con criterio propio, con valores, íntegras, honestas y competentes.

Para propiciarla son necesarios, junto a la implicación y el protagonismo de las familias, unos colegios de su confianza.

Centros educativos, más si cabe los de iniciativa social, sólidos, que se diferencien, que se distingan por contar con una identidad, una misión, visión y carácter propio claros.

Centros educativos, además, que en estos tiempos complejos, estén debidamente asesorados, como cualquier entidad que se precie, y cuenten con un apoyo profesional que pueda aliviarles de cargas ajenas a lo pedagógico. Desde una asistencia profesional que garantice no solo el cumplimiento normativo, sino la excelencia, la “marca”, un buen plan estratégico, la máxima competitividad, la solvencia y sostenibilidad del proyecto de sus representados.

Hoy, -y la caída de la natalidad y la actitud de algunas administraciones no ayuda- muchas entidades, fundaciones y centros educativos y sus comunidades, afrontan importantes dificultades, retos y necesidades que hemos de abordar y aliviar, para hacer de ellos verdaderas oportunidades.

Permíteme un punto y aparte. En otro orden de cosas, pero con clara vinculación con los valores que defiendo:

A raíz del confinamiento, hemos podido constatar algo grave que afecta tanto a nuestra comunidad educativa como al resto de la sociedad: la vulnerabilidad de cada persona, adulta o menor, la de nuestras relaciones, familiares, profesionales o sociales. Y la consecuente necesidad de su acogida, del acompañamiento, de la mediación, para atender sus “heridas”, problemas, dificultades, retos propios, familiares…

Desde el mismo compromiso, pensé que también en este ámbito era importante hacer algo: algo concreto. Y pensé en el Instituto Coincidir, por su dilatada e impecable trayectoria profesional y por los servicios que, me consta, ofrecen. Hablamos, alcanzamos un acuerdo, y esta es ya una realidad de la que va a poder aprovecharse aún más la sociedad navarra.

Estas han sido, en fin, mis decisiones:

  1. La primera: vuelvo a mis raíces; me incorporo a un despacho profesional en Pamplona. Lo hago, desde luego, pensando en la persona y el asesoramiento y salvaguarda de todos sus derechos y libertades. Y con una oferta específica de consultoría externa dirigida al conjunto de la comunidad educativa (incluyo, lógicamente, junto a los centros, a sus profesionales, alumnos, familias…). Un apoyo, el que ofrezco, fundamentado en el bagaje que me han aportado estos quince últimos años en que he conocido el sistema educativo por los cuatro costados.
  2. La segunda: como te apuntaba anteriormente: Mi acuerdo para posibilitar que el Instituto Coincidir (acompañamiento, orientación personal o profesional, matrimonial, familiar, mediación, formación), con el que voy a colaborar desde mi despacho, extienda sus servicios a la Comunidad Foral y sus gentes es ya una realidad.

Hay mucho que hacer… (Puedes visitar la web www.coincidir.es o seguir sus redes sociales, Instagram, Twitter, Facebook y LinkedIn).

Concluyo: “Vuelvo”, repleto de ilusión, de pasión, para seguir sirviendo. Porque solo se tiene lo que se da.

La vida me ha dado mucho y pretendo seguir devolviendo lo mejor de mí.

Cómo contactarme

Tanto como abogado y consultor, como en mi condición de colaborador de Coincidir, me vas a tener, presencialmente a tu disposición, y muy fácil de contactar.

¿Dónde?

En el corazón de la capital navarra. En concreto, en la Avda. de Carlos III el Noble, nº 39, Ppal. Dcha. 31004 – Pamplona. Me encontrarás en el despacho de Abogados Navarra, rodeado de buenos profesionales y, si cabe, mejores personas.

Allí te espero. Ya conoces la canción: Si tú me dices ven, lo dejo todo.

Ojalá pueda coincidir contigo pronto para escucharte, asesorarte y aportar valor. Convendrás conmigo en que la mejor manera de evitar un problema es prevenirlo.

¿Tienes alguna pregunta? ¡Estoy a tu disposición! ¡Escríbeme!

Hasta que quieras, un abrazo fuerte,

José

Anuncio publicitario

16 comentarios en “Nuevos retos profesionales: Coincidir para servirte

  1. Lo primero, enhorabuena Jose por ese «volver» que se nota te hace rebosar de ilusión y alegría. Y después, qué gran proyecto comienzas que no me cabe duda conseguirá ayudar a muchas familias.

    Me gusta

  2. Eres un ser increíble, lleno de ilusión,y muchas ganas de ayudar y preparar al prójimo para que crezcan y siga adelante, yo desde que te conocí me di cuenta que eras una persona muy buena,TE DESEO EN TU NUEVA EMBARGADURA TODA LA PAZ Y EL AMOR QUE PUEDA EXISTIR. TRINI.
    AHORA ENTRO MENOS EN FACE, ESTOY HACIENDO TRICOT. UNOS ABRAZOS

    Me gusta

  3. Jose, enhorabuena!!!. Cuando se ha trabajado tanto tiempo fuera, se valora de manera muy especial volver al terruño, así que seguro que estás feliz, bueno para tí y bueno para Navarra, que recupera un gran profesional. Bravo!!!

    Me gusta

  4. Querido José, me alegro mucho. Sin duda es una decisión acertada el contar contigo, y volver a casa también es siempre acertado. Aquí en Madrid sigues teniendo un amigo y compañero y yo tendré otra excusa más para ir a ese trocito de España tan querida, que personas como tú la hacen grande. Un fuerte abrazo, felicidades y hasta pronto.
    Julián Plaza

    Me gusta

    • Muchas gracias, querido Julián. Lo mismo digo desde Navarra. Los dos abogados, los dos conocemos el mundo educativo, seguro que acabaremos colaborando en más de una ocasión. Para mí, será un lujo. Un abrazo fuerte!

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.