Se buscan personas que duden. Razón: aquí

Mira este artículo que me publicó en su momento la revista mensual Mundo Cristiano.

Espero que te entretenga y aporte. Ya sabes que… te escribo porque me importas.

¡Vamos allá!

Se buscan personas que duden. Razón: aquí

“Gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo se deben a que los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes llenos de dudas”. Dicen que dijo Bertrand Russell.

Te dejo que dudes… de la autoría. Más que nada como deferencia: para que te quedes en el lado de las lumbreras dubitativas…

De lo que no dudo yo (y siento si eso me hace caer del otro coté) es de que, cuando miras al graderío, y frecuentemente a quien preside el palco principal de aquel, ves mucho dogmático. De esos que, curiosamente, con frecuencia exhiben no creer en el Dios verdadero, pero sí creen, y a pies juntillas, en muchos falsos.

Me refiero a aquellos que fingen ir de relativistas, pero que son unos intolerantes de tomo y lomo con quien aporta otra visión, otra opinión. Las suyas son indiscutibles. No aprecian, por ello, lo de dialogar o proponer; prefieren imponer; por nuestro bien, naturalmente; siempre por nuestro bien.

Esos que se inmiscuyen -por nuestro bien y el de esos hijos que tenemos a medias con el Estado- en todo género de cuestiones ajenas. Lo de “género” no ha sido una improvisación terminológica (lo suponías bien). Abro paréntesis, que no quiero que te enfades: digo “a medias con el Estado” porque ellos dicen que los hijos son suyos, pero durante el confinamiento han sido todos y solo nuestros.

Te hablo de esos mismos que se llenan la boca de diversidad; hasta que la diversidad a lo que son… se les presenta. Y les saluda. Aunque se les aparezca con la mayor de las sonrisas, la largan con cajas destempladas. ¡Qué talento y qué talante!

Son los que piden respeto a las minorías… hasta que se convierten en mayoría. Y, desde allí, avanzan sin dudar como una apisonadora: Nos crean un NODO; echan de comer a ciertos medios (los afectos al régimen…); fabrican un pesebre para cebar y domesticar a los que de aquel comen; e intentan meter sus manos en la pluralidad educativa para abrir una única senda ideoilógica”: la de la dictadura de lo políticamente correcto: su discurso, del que nadie se ha de salir por estar severamente penalizado.

Y mira que necesitamos personas que duden de todo ello. Y de todos ellos.

Te doy mi palabra de que he tenido discusiones con amigos (¡ay, pardillos!) que me aseveraban que algo “había ocurrido así” (y no como yo mismo lo había vivido en directo y de cuerpo presente -entiéndeme bien-), porque “así” lo habían dicho en el telediario; en el de -como afirmó recientemente su directora- Televisión Espantosa (sic).

Y aquí llegamos a lo obvio: que la opinión pública se configura a través de la opinión publicada. Y si, de esta última, bebes de una sola fuente… acabas convirtiéndote en un mero envase del líquido elemento.

Por eso te pido que no pienses que todas las respuestas están… ¡ni en Google! Porque hasta ahí te dicen lo que quieren; y, muchas veces, lo que creen que vas a querer oír. Es la burbuja de Google. Si no sabes en qué consiste, búscalo ahí: en Google, mismamente.

Y cuando lo leas, ¡duda! Por favor. Y -especialmente si eres padre o maestro- recuerda lo que decía Ortega y Gasset: Siempre que enseñes, enseña a dudar de lo que enseñes.

Y, tras dudar, con espíritu crítico, y asesorarte, decídete. Y actúa en consecuencia.

Escribía Alberti: El río Guadalquivir se quejaba una mañana: me tengo que decidir, entre Cazorla y Doñana y no sé cómo elegir.

Mejor será que, tras dudar e informarte bien, elijas. Recuerda el proverbio turco: Quien, para ir a orar, duda entre dos mezquitas, terminará por quedarse sin rezar.

Que no te asuste buscar cada día más profundamente, más decididamente, la verdad.

Y cuenta lo que veas. Aunque haya, sin duda, a quien le duela.

Ama la luz. A ser posible, la natural; que el precio de la otra lo controlan… los que no tienen… ni dudas, ni deudas.

8 comentarios en “Se buscan personas que duden. Razón: aquí

  1. Excelente. Que cierto lo que dices. Los que se dicen “libre-pensadores” no aceptan a los que piensan, libremente, de una forma diferente y menos aún si pensamos y creemos que Dios existe, aunque ni se le oiga ni se le vea. Sí, tenemos que aprender a dudar y hasta dudar de lo que hemos aprendido. Pero también vale dudar (pensar críticamente) para llegar a una certeza y entonces dejar de dudar, al menos un poco, sobre lo que vemos razonable, justo y con sentido. Luego, claro esta, debemos seguir dudando de todas las noticias que nos llegan día a día y de los que se proclamen autocráticamente como poseedores de la última y “única (?)” verdad.

    Me gusta

  2. Pingback: Se buscan personas que duden. Razón: aquí | Artículos del Club Sénior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .