Civismo

Aquí me tienes de nuevo. Empeñado en cumplir mi compromiso de ofrecerte alguna colaboración de las que publico mensualmente en Mundo Cristiano. 

Esta es bastante pedagógica… así que no vendrá mal ahora que todos hemos retomado “el curso”.

Vamos con ella. Espero que te guste.

CIVISMO

‘No es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia’. ¡Cuántas veces lo hemos oído! ¿Y escuchado?

Ayer viajaba en tren y vi descender a un grupo de personas, niños y adultos, en una parada del trayecto. Por casualidad, giré la cabeza hacia sus asientos. Habían dejado más rastro que los caracoles; y no me refiero a babas. Peor: aquello estaba plagado de botellas de plástico, bolsas de patatas fritas vacías… desperdicios varios.

Seguramente pensaron: Ya habrá alguien que limpie, ¡que para eso les pagan!

Hay quien compra un billete -de tren o de lo que sea- y se cree con derecho a todo. Sin el menor civismo y sin respeto a quienes les rodean. Y hacia quienes limpian.

El pasado curso, se me quejaba un empleado de un colegio –subrayo este sustantivo- de actitudes semejantes. Niños, y otros que ya no lo eran, salían del aula dejando desorden y materiales por doquier. Alguien se los ordenaría y el aula –seguro- estaría impecable al día siguiente. Y yo pensaba: es probable que les estén enseñando: a pintar, a leer y hasta a hacer raíces cuadradas…  pero no les están educando.

Habrá quien diga que el problema es que vienen ya así ‘de serie’, de casa. ¿Sus padres les dejarán tirar las cosas al suelo del salón o al de la cocina? A alguno, me temo que también. Recordatorio: la familia, primera educadora. No cabe abdicar. Y añado: pero educa la tribu entera.

Estas semanas –con más razón que un santo- el papa Francisco nos exhortaba a cuidar de ‘la casa común’. En concreto, de los océanos.

Sin dejar de hacerlo, empecemos por la propia. Desde el lavabo… hasta alta mar.

Porque el problema se inicia ahí: en nuestra conducta cotidiana.

En el cuidado, delicadeza y el respeto al entorno y a los demás que tú y yo mantengamos.

¿Me ayudas a difundir? ¡Mil gracias!

12 comentarios en “Civismo

  1. Buenas noches José; muy buena reflexión, pero me temo que harto discutible. 

    Diría que debemos empezar a educar en el civismo, no a los niños desde pequeños, sino a los mismísimos padres cuando deciden traer una criatura a este mundo; si en la casa no ven ese civismo, ese respeto y esa consideración por el otro (que probablemente y para más inri puede que sea alguien de su familia), difícilmente cuando esos niños o esos adultos, salen al monte o a pasear simplemente, recogerán sus desperdicios y su basura y la dejarán en algún sitio donde la contaminación del entorno sea mínima. 

    Así es como yo lo veo.

    Un cordial saludo

    [http://www.alicerealestate.se] [https://business.facebook.com/miwebdesalud/]  [https://twitter.com/miwebdesalud]  [https://plus.google.com/+ADELAEMILIAGOMEZAYALA]  [https://www.linkedin.com/in/adela-emilia-gomez-ayala-75416556/]  [https://www.instagram.com/miwebdesalud/?hl=es]  Adela-Emilia Gómez Ayala Fundadora y responsable del portal Mi Web de Salud [https://www.miwebdesalud.com] Podcaster en Mi Podcast de Salud [https://www.ivoox.com/escuchar-mi-podcast-salud_nq_439207_1.html] Consejo farmacéutico personalizado y divulgación sanitaria online Email: info@miwebdesalud.com [mailto:info@miwebdesalud.com] Web: http://www.miwebdesalud.com [https://www.miwebdesalud.com] Dirección: C/ Rastro, 30 – 04531 Alboloduy (Almería), España De conformidad con lo establecido en la normativa vigente en Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que sus datos serán incorporados al sistema de tratamiento titularidad de ADELA-EMILIA GÓMEZ AYALA, con CIF 27.522.440-L y domicilio social sito en (04531) ALBOLODUY, calle RASTRO, 30 con la finalidad de atender la comunicación necesaria para la prestación de los servicios contratados, siendo cedidos exclusivamente por imperativo legal, conforme a la legislación tributaria vigente En cumplimiento con la normativa vigente, ADELA-EMILIA GÓMEZ AYALA informa que los datos serán conservados durante el plazo estrictamente necesario para cumplir con los preceptos mencionados con anterioridad. De acuerdo con los derechos que le confiere el la normativa vigente en protección de datos podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación de tratamiento, supresión, portabilidad y oposición al tratamiento de sus datos de carácter personal así como del consentimiento prestado para el tratamiento de los mismos, dirigiendo su petición a la dirección postal indicada más arriba o al correo electrónico info@miwebdesalud.com [mailto:info@miwebdesalud.com] Podrá dirigirse a la Autoridad de Control competente para presentar la reclamación que considere oportuna. El envío de estos datos implica la aceptación de esta cláusula

    Me gusta

    • Estoy totalmente de acuerdo en que el papel de los padres (con el ejemplo, especialmente) es primordial, estimada Adela. A Napoleón le preguntaron a qué edad se había de empezar a educar a los hijos y respondió: “Veinte años antes de que nazcan, educando a los padres.” Y este es un derecho/deber al que no cabe renunciar.
      También educa “el resto de la tribu”, es verdad. Y también ahí hay mucho por avanzar.
      Muchas gracias por tu comentario y aportación. Un saludo cordial

      Le gusta a 1 persona

      • ¿Y quién “debe” educar a los padres? Me temo que la cadena se puede prolongar “ad infinitum” sin acabar de encontrar al “verdadero” responsable. “Yo”, “hoy”, “aquí”, aunque no me vea nadie, ¿limpio o ensucio? Sin eso, poco podemos hacer, creo yo. Que hablen los hechos, más que las palabras.

        Me gusta

      • Decía San Pablo VI que necesitábamos testigos. Y decía San Francisco de Asís eso de “predica en cada momento el Evangelio… incluso con palabras, si hace falta”. La verdad es que si cada “yo”, “hoy”, “aquí”, actuásemos… los hechos serían elocuentes y convincentes.
        Un abrazo muy fuerte!!!

        Me gusta

  2. Buenos días José,

    Lo que detallas en tu nueva entrada lo veo muy a menudo en las aulas donde imparto clases. Por supuesto que siempre les digo que deben respetar las aulas como respetan su propio hogar. Casi pasan más horas sentados en los centros de enseñanza que en sus propios hogares. A veces pienso que sería bonito que asignaturas que podríamos llamarlas de diferentes maneras pudieran ayudarles a reflexionar sobre sus propios actos que no solamente les incumben sino que también afectan a los demás.

    Y por supuesto los océanos. Afortunadamente hay propuestas muy bonitas de dos empresas españolas (Ecoalf y Ecoembes) en colaboración con diferentes puertos de pescadores que reciclan estos materiales que se tiran al mar como si fueran contenedores de basura. Una vez efectuada la limpieza se recuperan muchos desechos para fabricar ropa y complementos. Un proyecto maravilloso.

    Si te interesa el tema, aquí te envío un par de enlaces:


    Un abrazo,

    Norma : )

    Me gusta

    • Muchas gracias, Norma, por tu comentario, por tu labor y por los enlaces. Conozco lo que me envías, pero es bueno que puedan conocerlo quienes leen, además de los posts, los comentarios, que siempre les dan valor añadido.
      ¡Feliz inicio de semana! ¡Y muchas gracias de nuevo!

      Me gusta

  3. Muy buena entrada. Desgraciadamente hay quien va por ahí pensando que tienen un barrendero detrás. La Educación en los colegios no va arreglar el problema, los padres debemos implicarnos más en los hijos, para que no necesiten a nadie que les quite la mierda. También veo a jovencitos de cuarentitantos tirando mierda por ahí, y esto es una vergüenza. Debemos concienciarnos, como bien dices en esta entrada, en hacer de nuestro hogar (Planeta Tierra) un mundo más limpio, y de paso dejárselo a las futuras generaciones mucho mejor, de como no los hemos encontrados nosotros. Saludos y gracias por hacer buenas publicaciones.

    Me gusta

  4. Buenos días,
    Los tiempos cambian, y muchas veces para mal, antes los padres educaban en casa y en el colegio se instruía y también se educaba con asignaturas como Moral y Cívica, ahora la mayoría de los padres piensan que el colegio es quien tiene que enseñar ciertas cosas que en realidad corresponde a ellos.
    Por otra parte me llama la atención que muchos jóvenes que se manifiestan en contra del cambio climático son los mismos que luego se van de botellón y no se molestan en recoger toda la porquería que van dejando a su alrededor, un poco incongruente pienso yo.
    Saludos,

    Me gusta

    • Muchas gracias por tu comentario y aportación, Lola. La familia es la primera educadora. Y debemos tenerlo en cuenta todos. Y lo que más educa es el ejemplo y ser coherente. Deberíamos ser muy conscientes de ello.
      Un saludo cordial!

      Me gusta

Responder a Norma Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .