Educación emocional y social: Educación Responsable

the-little-prince-2476434_1920

Hace unos días tuve la fortuna de asistir a un acto de la Fundación Botín en el que se presentó el III Informe de Evaluación del Programa de Educación Responsable.

Se trata de un programa sobre inteligencia emocional y social y creatividad. ¡Cuánta falta nos hace! Y no solo para el aula… La educación integral es esencial para la vida.

Ya seas padre, madre, alumno, miembro de un equipo directivo de centro, maestro, profesora… o lo que fuere, esta iniciativa te interesa: es importante para nuestra sociedad. Para las generaciones que ahora están en el aula, sí. Y, por ello, también para quienes -desde allí donde nos toque- trabajamos para intentar construir, día a día, un mundo más humano, un poco mejor.

Educación Responsable tiene como objetivo fomentar la formación integral de cada alumno para:

  1. Contribuir al desarrollo físico, emocional, social y de la creatividad de niños y jóvenes;
  2. Mejorar la calidad educativa y el clima de convivencia en el centro; y
  3. Promover una comunicación positiva entre docentes, alumnado y familias.

Todo esto se propicia a través de recursos educativos diseñados para trabajar, ya desde las artes (música, literatura y artes plásticas), ya desde otros ámbitos, curriculares o no, o desde las tutorías… Necesitamos personas razonablemente felices, que se sientan bien en su piel, que sepan ver y tratar a los demás, además de con cabeza, con el corazón…

La Fundación Botín se lo tomó muy en serio y ya en 2010 constituyó una Red de Centros Educación Responsable en la que actualmente participan más de 270 centros educativos en España (hasta el curso que está concluyendo, en siete Comunidades Autónomas), en Uruguay y en Chile. El programa se ha extendido gracias al interés mostrado a lo largo de estos años por las Consejerías de Educación de nuestro país, así como a otras entidades en Iberoamérica.

La brillantez académica de nuestros alumnos (con ser importante) no lo es todo.Todos entendemos que, si aquella recae en una persona inestable, inmadura, asocial (¡pobre!) la presunta ventaja se puede convertir en todo un riesgo -una amenaza- para propios y extraños. Recuerda lo que afirmaban, desde Beethoven a Howard Gardner, sobre las buenas personas.

Por otra parte, por si fuera poco, tenemos la suerte de que ha quedado acreditado, objetivamente, que la mejora en educación emocional y social potencia los resultados académicos.No es difícil de comprender.

Educamos -desde luego- para conocer, pero -sobre todo- para ser: para la vida.

Las palabras del Director de Educación de la OCDE, Andreas Schleicher, en el acto de presentación de los resultados del programa, fueron rotundas a este respecto: Los alumnos necesitan que les dotemos de una ‘brújula’ para su mejor futuro. Y esta no funciona solo con el aprendizaje de contenidos…

Nuestra sociedad, nuestras empresas incluso, necesitan personas solventes, sí, pero para ello… con autoestima, responsables, empáticas, resilientes, creativas, capaces de convivir con buen talante y de trabajar en equipo.

La buena noticia es que, con la iniciativa comentada y con otras similares, en no pocos de nuestros colegios -de todas las redes: pública, concertada, privada- ya se está manos a la obra. Discreta, pero eficazmente: dicen que mete más ruido un árbol que cae que un bosque que crece. Pero el bosque está creciendo. Sin duda.

Recuerda en el tweetfijo de su cuenta, Alberto Galiana, Consejero de Educación de La Rioja -Comunidad participante en el programa- al poeta dublinés W.B Yeats cuando subraya: “La educación no es llenar un cubo, sino encender un fuego”.

Prendamos, con la llama de la emoción, el interés y la ilusión de nuestros alumnos por crecer como personas y futuros profesionales. Ese es el gran reto.

Seguro que lo has leído más de una vez: “He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: solo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos. —Lo esencial es invisible para los ojos —repitióel principito para acordarse”.

¿Nos acordamos? ¡Es esencial!

¿Conocías la iniciativa Educación Responsable? ¿Te gustaría que se implantase en más centros educativos de tu entorno?

8 comentarios en “Educación emocional y social: Educación Responsable

  1. en mi mostrador(punto de atención de urgencias&buen uso de los recursos sanitarios) de mi centro de salud, es muy complejo trabajar si no tienes un mínimo de esa visión “solo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos”. Escucho, observo, intuyo, personas aparte de encontrarse con fiebre, tos, garganta, etc., con estrés, ansiedad, preocupación…, en un mundo que va demasiado rápido y sin la estabilidad que las personas necesitamos, con una familia, con unos problemas. En ese mostrador intento dar calidez, escucha desde mi silencio interior, y dar una respuesta lo más ágil y personalizada posible, no sé si eso les ayuda, pero no me faltarán ganas y ponerle alma. Gestiono en mi centro un Punt y taller de Lectura, tanto de adultos como infantil, y no puede faltar en la estantería El Principito. En mi foto de perfil de Twitter me acompaña mi Principito, es para mí esencial en mi vida. Gracias por este post, me ha encantado!!!

    Me gusta

    • Muchas gracias a ti, Elena. A mí me ha encantado tu comentario. Y sobre todo, lo que nos cuentas que haces: poner corazón y sensibilidad en tu eficaz trabajo, en tu servicio a quienes acuden a ti como profesional. Enhorabuena!

      Me gusta

  2. Estoy de acuerdo , mientras haya profesores,padres, jefes… qué están en la punta de la pirámide y no se pongan a dialogar a empatizar con la base.Creo que está sociedad no cambiará

    Me gusta

    • Muchas gracias por comentar.
      La inteligencia emocional nos hace falta también a alumnos, hijos, colaboradores… Nunca nos sobra a nadie el deber de cultivarla y crecer en ella. Obviamente es importante que quienes han de tomar decisiones que afectan a terceros, la utilicen bien. La empatía es importante, sí. Un cordial saludo y feliz semana!

      Me gusta

  3. Estupendo proyecto, no puede sintetizar mejor el valor que tiene la educación integral y sobre todo aquello que va dirigido específicamente a lo que más importa que es el ser humano que eres y qué puedes llegar a ser, si potencias lo mejor de ti… Bravo!!!

    Me gusta

  4. Hace más de 20 años que trabajo en un colegio en Venezuela y luchamos constantemente para que el modelo educativo de formación integral sea valorado en toda su riqueza y sobre todo luchamos porque sean las familias quienes lo asuman como extensión en sus hogares. Estoy convencida de que éste es el modelo ideal para educar con eficacia y eficiencia en el mundo que hoy tenemos y que depende en el futuro de la educación integral que impartimos.
    Modelos como éste son los que transforman y sacan lo mejor del ser humano y lo hacen ser agentes multiplicadores y fomentadores del cambio. Yo lo he vivido, con alumnas que hoy llevan a sus hijas a estudiar en nuestro Colegio, porque quieren que ellas reciban lo que ellas obtuvieron en su momento.
    Hay que seguir y no tirar la toalla, “a menos que sea para tenderla en la playa por un rato”. En Venezuela esto cuesta cada vez más, en todos los sentidos, pero no hay que perder la esperanza.

    Me gusta

    • No perdáis la esperanza, nunca! Efectivamente, el papel de la familia como primera educadora es fundamental. Y nunca tirar la toalla… salvo para tenderla en la playa, jeje. Un saludo y feliz día!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.