Creatividad máxima nivel niño

Por Jaír Amores.

Hoy participa en Dame tres minutos un nuevo amigo, un nuevo invitado. Lo hace, como siempre, en los términos que desea. Con plena libertad. Y con gran generosidad. Y con creatividad, que de esto va su post. Decir Jaír Amores (este es su nombre) es decir EfectiVida.

Un día, navegando, nos encontramos él y yo. Y le propuse que nos regalara una entrada propia para este blog que quiere ser de muchos. Y dicho y hecho. ¡Esto es efectividad!

Muchas gracias, amigo Jaír. ¡Tuya es la palabra!

“Creatividad máxima nivel niño”. Por Jaír Amores

¿Te gustaría ser más creativo? ¡Claro que sí! Pero… ¿Qué edad tienes? Disculpa. ¡Qué maleducado soy! ¿Qué tendrá que ver la edad con la creatividad?

Bueno, pues resulta que George Land inició un estudio sobre la creatividad en 1968. Usó un test de pensamiento divergente (que al parecer utilizaba la NASA) con niños de 3 a 5 años.

El 98% de los niños -casi todos- eran super-creativos. De los mismos niños, con 8 y 10 años, el 32% seguían siendo muy creativos. Ya con una edad de entre 13 y 15 años, había solamente un 10% de niños creativos. Hicieron otro test con adultos de 25 años de edad (me da que no querían esperar 10 años a ver qué sucedía). Resultado: entre los adultos, sólo un 2% eran creativos.

Conclusión del estudio:

  1. Perdemos la creatividad al crecer.
  2. Los niños son creativos al máximo.

Bueno… tampoco hacía falta un estudio para saber esto, ¿verdad? En realidad, basta con sentarse en un banco de un parque. Entonces, si somos adultos… ¿quiere decir esto que ya no hay remedio? Claro que no: nunca es tarde si la dicha es buena. Estamos a tiempo de aprender de los niños. Para eso hace falta saber por qué los niños son tan creativos. Mientras lo vemos, intenta visualizar, por favor, un niño pequeño como el de la foto.

Tiempo

Algo que permite a los niños ser creativos es tener tiempo. Ya tienen movilidad (pueden correr, saltar sobre charcos, usar sus manos y piernas para golpear, etc). También pueden expresarse de forma más o menos coherente. Sin embargo, no tienen responsabilidades, se dedican casi todo el día a jugar. Y con tanto tiempo libre… surge la creatividad.

Los adultos nos pasamos el día realizando tareas. Claro, el poco tiempo que nos queda lo usamos para descansar porque estamos muertos. ¡Ahí está la diferencia! Por eso, a veces hay que decir que no a las tareas menos necesarias, y disfrutar de tiempo libre. Verás que empiezas a ser más creativo.

Los filtros

Otra cosa interesante en los niños es la ausencia de filtros externos e internos. A un niño no le preocupa lo que va a pasar con el avión que tira desde el quinto piso. Él prueba, y ya veremos qué ocurre. Tampoco están mirando a ver qué opina fulanito o menganito antes de saltar en un charco y embarrarse él y todo lo que esté dos metros a la redonda. Primero disparan, y después piden perdón. Bueno, disparan… lo del perdón no siempre se cumple. Los niños no tienen mucho pasado que digamos, ni experiencia, ni han aprendido materias en base a los estudios de otros.

Por contra, los adultos tenemos muchos factores limitantes que asesinan la creatividad desde que se le ocurre asomar por la puerta. “Esto se ha hecho siempre así”, “los expertos dicen que”, “¿qué van a pensar de mí si hago esto?”, “¿qué me va a pasar a mi si?”, “ya me pasó una vez que…”. ¿Te suena? Son tuyas, y mías también. Las llamaremos frases mata-creatividad. Ya sabes lo que hay que hacer con ellas.

Humildad

Es verdad que los niños no tienen muchos límites, pero cuando hacen alguna de las suyas, y viene el adulto o el profe a decirle: “Eso no se hace”, lo acepta. Igual le cuesta un poco, pero no te guarda rencor por llamarle la atención delante de todo el mundo. Él sigue a lo suyo, a buscar más creatividad.

¿Y los adultos? Al contrario. “A mí, nadie me tiene que decir que…”; “Pero, ¿quién se ha creído que es?”. Claro, al no aceptar corrección tan fácilmente, muchos evitan decirnos nuestros fallos. Y, aunque nos lo digan, nos cuesta rectificar. Volvemos a hacer lo mismo, justo lo contrario de innovar.

¿Por qué?

Una cosa preciosa de los niños es cuando empiezan a preguntar “¿por qué?”. A los padres nos encanta, los diez primeros minutos. Después empieza a ser un poco molesto, hasta que respondemos con el argumento científico por excelencia: “porque lo digo yo”. Y el niño, haciendo gala de su máxima inocencia, nos responde: “¿Y por qué?”.

Bromas aparte, esta es una de las preguntas clave de la creatividad. La creatividad pregunta qué, por qué, cómo, cuándo. Y no le da vergüenza hacer las mismas preguntas, no se cansa. Una vez más, los adultos dejamos de preguntarnos cosas, incluso en asuntos serios. ¿Por qué haces lo que haces? ¿Cómo puedes mejorar tu vida de familia o tu trabajo? ¿Qué significa esto o aquello? ¿Por qué? Por cierto, me acabo de acordar de un famoso entrenador de fútbol del Real Madrid (disculpa… a veces escribo lo que pienso).

Sí y no

Sí y no. Son palabras pequeñas, pero con un poder inmenso. Los niños saben usarlas a la perfección. Pregúntale a un niño si quiere ir a jugar al parque. Y después pregúntale si quiere recoger los 234 peluches que ha dejado desperdigados por casa. Los niños saben lo que quieren.

Ahora prueba a preguntar a un adulto si puede ayudarte con la mudanza. Sí, la quinta este año. No estoy del todo de acuerdo con esta filosofía moderna de aprender a decir que no, y de hacer sólo lo que te gusta. Pero a veces, hay que aprender a decir que sí, y que no. Y probablemente sucederá una cosa curiosa: nada. ¿Qué tiene que ver esto con la creatividad? Pues que decir que sí y que no de forma acertada, te permitirá ser dueño de tu tiempo. Tiempo que podrás usar para tu creatividad.

Ilusión y… a otra cosa mariposa

¿Qué te parece la ilusión de los niños? Me encanta. Tienen una prisa por vivir enorme. Generan deseos y sueños, y se desviven por ellos, al máximo. Cinco minutos después se les ha olvidado.

Un ejemplo. Un niño ve a otro con un juguete. Lo quiere tanto que, o se lo compras o te insistirá hasta que te de un ataque de ansiedad. Resistes lo que puedes, y finalmente se lo compras. Ha merecido la pena sólo por el abrazo que te da. Ves cómo juega, y no puedes evitar sonreír. Te pones a hacer tus cosas de adulto, y cinco minutos después, diez si tienes suerte, miras y ves el juguete tirado en el suelo, sin que nadie le haga caso. Ahora sientes pena por el juguete, además de algunos sentimientos más hacia tu pequeñín.

Y estarás preguntándote: ¿Y esto hay que imitarlo de los niños? ¡Sí! No en todo, claro está. La creatividad es eso. Crear, ilusionarse, fracasar, volver a empezar con más ilusión si cabe. Es esto lo que consigue que nos levantemos temprano, que salgamos a la calle con ganas de comernos el mundo. Ya lo dijo Edison:

No fracasé, sólo descubrí 999 maneras de cómo no hacer una bombilla.

Y mucho más

Podemos aprender muchísimo más de los niños y de su creatividad, pero, si te das cuenta, casi todo se resume en un concepto prácticamente desconocido para los adultos: jugar.

Si eres padre: ¿hace cuánto no te tiras en el sillón y juegas con tus hijos? ¿O con tu pareja si la tienes? ¿O con los amigos? Y es que ya no somos niños.

Me gustó una frase de Khalil Gibran:

‘Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños’.

¡Cuánto tenemos que aprender de los niños! Decía el estudio del principio que sólo el 2% de los adultos son realmente creativos. ¿Seremos tu y yo de esos pocos “bichos raros”? Claro que sí. Basta con volver a ser niños.

Anuncios

21 comentarios en “Creatividad máxima nivel niño

  1. Buenos días Jaír,

    Comparto plenamente lo que dices. Es cierto que los adultos podemos ser tan creativos como los niños y que observándolos nos puedan dar una lección o nos invitan a reflexionar. Este famoso tiempo ( para muchos el peor enemigo del hombre) nunca para y debemos aprender a pararlo nosotros mismos si queremos disfrutar del presente y no complicarnos tanto la vida entre dudas y posibles consecuencias.

    Con tu comentario sobre Edison me ha venido a la memoria un libro estupendo de Charles Pepín y que te recomiendo si no lo conoces cuyo título es “Las virtudes del fracaso”. Trata, entre otras cosas, de los fracasos de muchísimas personas ilustres, entre ellas Edison. Es una bonita lección porque muy a menudo fracasar no es sinónimo de algo negativo sino todo lo contrario, un camino hacia un auténtico éxito.

    ¡Qué tengas un bonito día lleno de creatividad e ilusión!

    Norma 🌞

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias Norma por la parte que me toca. Los niños nos dan tantas lecciones!! Gracias también por la recomendación. No he leído el libro, me lo anoto… Igualmente buen día, semana, y que siga… Saludos desde Las Palmas!

      Me gusta

  2. De nuevo, muchas gracias.
    Tu artículo me ha hecho reflexionar en la creatividad… ¿Qué es? ¿Cuál es su origen?
    Cómo bien apuntas en el artículo, una de las bases de la creatividad es la ignorancia, la ausencia de ideas preconcebidas y prejuicios. Pero, ¿es eso absolutamente cierto? No. Necesitamos un punto de partida. Para que la creatividad sea efectiva (y no simplemente un desvarío) necesita partir de un punto conocido. Por ejemplo, Mozart escribió su primera ópera con 14 años pero antes fue alumno de Johan Christian Bach (hijo de Johan Sebastián)… Leonardo da Vinci pintó su primer cuadro famoso con 20 años pero estuvo alrededor de 7 trabajando como aprendiz en la escuela de Verrocchio… ¿Eran absolutamente creativos? No. Inventaron haciendo modificaciones a lo ya conocido.
    Si a un bebé le das un pincel o un violín pintará o creará música totalmente innovadora… Pero, ¿pondrías esa pintura en el comedor de tu casa? O ¿pondrías esa canción en tu lista de favoritos de spotify?
    Lo que hizo especiales a esos genios es que partieron de lo que conocían, fueron permeables a influencias muy diferentes y estuvieron dispuestos a mover los límites de lo “normal” un poco más allá de lo habitual.
    Ahí estuvo su creatividad

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Rubén por tu comentario. Estoy en casa ajena (del sr. Iribas; y muy agusto, por cierto) pero seguro que coincidimos en que se agradece muchísimo cuando alguien se toma el tiempo en aportar tanto en un comentario. Muchas gracias de nuevo. El tema de la creatividad es apasionante, y si lo mezclas con los niños, pues ya… harían falta muchos artículos para expresarnos, jejeje. Desde luego, lo que comenta al final tiene todo el sentido del mundo, y es muy inspirador. En algo tendremos ventaja con respecto a los niños, ¿verdad? Saludos desde Las Palmas!

      Me gusta

  3. Buenas! Por aquí Jaír, de EfectiVida. Muchas gracias por la introducción, sr Iribas. Es un honor aparecer en este blog. Me encantan los artículos y sólo espero estar a la altura. Si alguien no lo ha hecho ya, merece la pena echarle un ojo, sobre todo por la profundidad humana de los temas. Un abrazo desde Las Palmas!

    Me gusta

    • Muchas gracias por sus palabras, animan mucho. Y gracias también por su excelente aporte. Las palabras que usted cita se le atribuyen a Jesús. En otro relato, sus discípulos intentan evitar que se le acerquen unos niños, y él responde diciendo algo así como: “Dejen que los niños se acerquen a mi …” y sigue una cita parecida a la que usted menciona. Lo cierto es que podemos aprender mucho de los niños.
      Tomo nota de su blog. Me gusta mucho la frase que tiene en su cabecera. Seguro que a los lectores del blog de José Iribas les puede interesar sus contenidos.
      Un saludo desde las Canarias!

      Me gusta

      • Los contenidos que publica mi buen amigo @JFCalderero interesan a todo el que los conoce. Y a mí como el que más.
        Y me está encantando EfectiVida, Jaír. Un gran blog.
        Un abrazo fuerte a los dos!

        Le gusta a 1 persona

  4. Gracias Jose por compartir ideas y post tan geniales…, y ahora un amigo con ideas creativas!! ¿Qué más se puede pedir?;)
    Me encanta el tema… La creatividad es lo propio d la persona, puesto q es un ser efusivo, un ser de aportaciones…, un ser ¡capaz d amar!
    Pero dejamos q se adormerzca y nos ponemos en piloto automático, por no pensar, por no esforzarnos…, q es más cómodo, pero nos “desperdonaliza” un poco.
    Hace tiempo escribí algun post sobre el tema, sobre poner creatividad en el ámbito más propio de una persona, q es la familia. Sobre liderazgo transformador en la dirección familiar… Gracias de nuevo!!, y bienvenido tu amigo… con ideas frescas…😉
    Saludos a los dos.👍🏾
    Mjose Calvo

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias a ti, Mjose.
      Ya ves que el blog tiene buenos amigos (entre quienes te encuentras). Aportáis mucho. Dejo a Jaír, el autor del post, que sea él quien te responda.
      Un abrazo y feliz tarde!

      Le gusta a 1 persona

      • Muchas gracias Jose!!, por tu acogimiento a todos…
        ¡¡Qué bonito es compartir cada uno lo más específico suyo!! Es un trabajo en equipo…😉👍🏾que aumenta la sabiduría de cada uno y logra sinergia… Feliz tarde!!
        Mjose

        Le gusta a 1 persona

  5. Muchísimas gracias MJose por tu comentario y por la bienvenida. No me cansaré de repetirlo: es un honor haber escrito unas líneas en este blog, y que sea bienvenido, ni te cuento.
    Qué gran razón tienes con lo de adormecernos y ponernos en piloto automático. Ahora bien, es una alegría observar personas que son conscientes de la situación y ponen a trabajar sus “mentes pensantes” (y su creatividad, jeje).
    Haber colaborado con este artículo y ver comentarios como el tuyo es una prueba de esto.
    Enhorabuena por tu blog! Adelante!
    Saludos desde Canarias!

    Me gusta

    • Muchas gracias Jair!!, como le decía a José,
      ¡¡Qué bonito es compartir cada uno lo más específico suyo!!
      Se logra un trabajo en equipo…😉👍🏾que aumenta la sabiduría de cada uno y logra sinergia… Feliz tarde!! y bienvenido!
      Mjose

      Le gusta a 1 persona

    • Gracias Estela por tus palabras. Me alegro que te haya gustado. La verdad es que publicar en el blog de José Iribas ha sido un trabajo muy muy remunerador, por él y por sus amables lectores con comentarios como el tuyo. Tomo nota del enlace (el libro de Goleman fue uno de los que se me quedó grabado a fuego). Gracias y saludos desde Canarias!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s