10 ideas para escribir bien tu destino

worthy-of-elegance-6728-Unsplah

Como ya hice una vez en ‘Popurrí de citas e ideas’ (enlace) y más tarde en ‘10 reflexiones para empezar 2017’ (enlace), quiero seguir aportándote algunos pensamientos o frases célebres de entre las publicadas en Dame tres minutos. 

Mira que he vertido palabras y frases… a lo largo de estos más de dos años de entradas en el blog.

Y todo por una razón: te escribo porque me importas (enlace).

Ya que hablamos de escribir, ahí van estos diez puntos: como un surtido de galletas. Bon appetit!

  1. Recuerdo un post, ‘Escribe sin falta’ (enlace), en el que te hablaba de la importancia de cuidar la ortografía. Comentaba narrándote esa anécdota que cuentan del filólogo venezolano Andrés Bello López. D. Andrés solía recibir periódicamente cartas de un amigo que tenía unas faltas de ortografía desesperantes. Un día en que ambos pudieron encontrarse, el amigo se despidió de Bello excusándose por haberle tenido abandonado, epistolarmente hablando: ‘Esta semana le escribiré sin falta’. El filólogo le respondió: ‘¡No se tome ese trabajo! Escríbame como siempre’…
  2. Aunque todos sabemos eso de que ‘el mejor escribano echa un borrón’, el cuidado del lenguaje ha sido y es algo que Dame tres minutos quiere poner en valor. Afirmaba bien Voltaire que ‘la escritura es la pintura de la voz’. Y añadía: ‘una palabra mal colocada estropea el más bello pensamiento’. Como te señalaba yo en aquella entrada, si quieres escribir tu propio destino ¡has de tener cuidado con las faltas de ortografía!
  3. Y en eso de escribir cada uno su destino, no puedo obviar ese post que comenzaba así: “En el mismo patíbulo, poco antes de ser ejecutado, el político y humanista inglés Tomás Moro solicita a su verdugo: Ayúdame a subir las escaleras, que de bajar ya me encargo yo”. Era en ‘No te tomes tan en serio’ (enlace), donde te hablaba de la dignidad con que afrontó su pena de muerte este santo. Él, que había escrito, curiosamente, ‘El gusto de vivir’ (enlace). En esas conocidas como sus Bienaventuranzas es donde se afirma: ‘Dichosos los que saben reírse de sí mismos, porque nunca terminarán de divertirse’.
  4. Te aportaba en ese post, además, varias reflexiones prácticas -personales o de terceros- para afrontar la vida: ‘Deberíamos usar el pasado como trampolín y no como sofá’, indicaba Harold Macmillan. O, para cuando vienen mal dadas, como decía Benjamín Disraeli: ‘No hay educación como la que da la adversidad’. Nunca está de más, cuando tus contrariedades las ‘fabrica’ alguien -te recordaba yo- aprender a utilizar esta estrategia: ‘Con las piedras que me arrojáis construyo los escalones que llevan a mi casa’.
  5. Por decirlo redondo -como un balón- te traía, en el juego de la vida, al baloncestista Michael Jordan con su conocida frase: ‘He fallado más de 9.000 canastas en mi carrera. He perdido casi 300 partidos. 26 veces han confiado en mí para encestar el tiro que ganaba el juego y lo he fallado. He fracasado una y otra vez en mi vida y eso es por lo que tengo éxito’.
  6. Todo esto hila bien con lo que nos advertía Winston Churchill: ‘El éxito no es definitivo; el fracaso no es fatídico’. Y recalcaba: ‘Lo que cuenta es el valor para continuar’. Te lo contaba en ‘Persevera: es excelente’ (enlace). El que fuera jefe del gobierno británico, conocido por su ‘sangre, sudor y lágrimas’, argumentaba: ‘Si no te esfuerzas hasta el máximo, ¿cómo sabrás dónde están tus límites?’. Era en ese mismo post donde me permitía animarte a dar lo mejor de ti mismo: no para ser mejor que otro, sino para ser mejor que ayer.
  7. Es importante, más si cabe en los tiempos que corren, interiorizar el valor del esfuerzo: ‘El que la sigue, la consigue’. O, en versión clásica y según el poeta latino Ovidio Nasón: ‘La gota de agua horada la roca, no por su fuerza, sino por su constancia’.
  8. Que no te tiente abandonar: recuerda al triatleta estadounidense Mark Allen, cuando decía: ‘Puedes continuar para terminar la carrera y las piernas te dolerán una semana entera. O puedes renunciar… y tu mente te dolerá toda la vida’.
  9. Precisamente un compatriota suyo, el norteamericano Ziglar, nos recordaba aquello de que ‘la actitud, no la aptitud, determina la altitud’.
  10. A ellos cabe unir, para cerrar la decena, a Henry Ford: ‘Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, tienes razón’. 

Y tú puedes. ¿A que sí? 

Por poder, poder… puedes hasta difundir el post. ¡Gracias!

Anuncios

14 comentarios en “10 ideas para escribir bien tu destino

  1. Después de haber leído tu ultima entrada, he recordado la primera vez que visité tu blog atraída por la frase “Te escribo porque me importas” por el mensaje de cercanía que transmite. Nunca había visitado de manera asidua blogs porque cuando lo hacia pensaba “más de lo mismo”… Puede que fuera debido a que esperaba que me aportaran algo nuevo, bueno, etc.
    No fue así en el caso del blog Dame tres minutos. Desde el primer momento, captó mi atención con una gran fuerza.
    Pienso que no te habrá sido fácil seleccionar estas 10 ideas pues, en mi opinión, son una representación muy pequeña de otras muchas y muy buenas que hay en el blog.
    Aquí estamos después de dos años y el recorrido que aun le queda…
    Enhorabuena!!! Sigue escribiendo para tus seguidores

    Me gusta

    • Buenas tardes, Begoña. Parece que fue ayer… Es verdad que si no me hubiera “importado” cada destinatario de mis posts lo fácil hubiese sido dejar el teclado. A veces cuesta escribir. Otras no tanto. Depende de por dónde anden las musas. La verdad es que algunas tentaciones razonables de “darme un respiro” han sido rechazadas porque una persona u otra me ha comentado en un mensaje, privado o no, lo bien que le había venido el post.
      Gracias por estar siempre “ahí”: apoyando, comentando, difundiendo…
      Así llegaMOS (subrayo el plural) cada vez a más personas.
      Feliz tarde de domingo y un abrazo fuerte para Pedro y para ti

      Me gusta

  2. Me encantan esas “10 ideas para escribir bien tu destino”.
    ¿Me dejas añadir otra? Como sé que me vas a dejar, ahí va:
    A veces escribir bien el destino puede consistir en renunciar al propio proyecto y dejar que sea “Otro” quien escriba las páginas que, como cuaderno en blanco, le ofreces para que sea Él quien lo escriba.
    A medida que cumplo años, me parece que la frase que más oigo a mi alrededor es parecida a ¿Quién me iba a decir a mí que…?
    Si uno vive la vida sin proyecto hay una alta probabilidad de “darse un batacazo”, pero si se aferra tanto a la propia voluntad que se vuelve “sordo” a otras llamadas, también puede acabar mal la cosa.
    Es admirable una férrea voluntad que logra siempre sus objetivos, pero me parece más inteligente practicar el famoso “Hágase Tu Voluntad”.
    Si lo enfocamos en términos de “Esperanza Matemática” (= probabilidad de acertar X cuantía del premio), pienso que este último planteamiento es el más “rentable”.
    MUCHAS GRACIAS por seguir manteniendo este muy interesante blog que tanto bien hace y que tanto me gusta.
    ABRAZO,
    JF

    Me gusta

    • Muchas gracias a ti, José Fernando, que siempre logras sorprenderme y ayudarme!
      Eres todo un maestro! Qué mejor cosa puedo decir?
      Tu amistad es un gran regalo!
      Un abrazo fuerte

      Me gusta

  3. Frases no para tres minutos, sino para tres horas! Quizás para tres minutos de lectura, sí, pero para horas de reflexión, asimilación e interiorización.
    Quizás por ser el cierre del post hoy me quedo con la última: ‘Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, tienes razón’, pues, en definitiva, somos y hacemos aquello que pensamos.
    Son nuestras creencias inconscientes -implantadas en nosotros desde que nacemos, en la familia, en la escuela, con los amigos…- las que nos guían en la vida y las que hacen que podamos o no.
    Algo que es mucho más profundo que el pensamiento positivo tan en boga.
    Sin duda un artículo para volver a leer.

    Me gusta

    • Muchas gracias por tu aportación, Rufino. Yo me quedo (así, de memoria) con la del atleta y su dolor de piernas.
      Aunque cada día tiene su afán y muchos de los citados pueden dar juego según las circunstancias.
      Un abrazo fuerte

      Me gusta

  4. Una vez más gracias por compartir “tus reflexiones”, adicta me estoy haciendo a tus escritos, es una adicción sana,no creo que se me tenga en cuenta.Y”como a quien madruga Dios le ayuda”, feliz día de onomástica y del padre.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s