Cuando Obama entró en mi casa: Tu responsabilidad de estudiar

Obama. Pixabay

Estaba ayer con unos vídeos de YouTube cuando Obama ‘entró en mi casa’, en mi televisor, sin llamar. Literalmente, se me coló.

Como el presidente hablaba a chavales, a estudiantes, su discurso en Arlington, Virginia (8 de septiembre 2009) fue captando mi atención.

Me ha parecido interesante traerte un extracto del mismo.

Además, te dejo el vídeo con subtítulos en inglés. Animo a padres y profesores a que inviten a sus hijos y estudiantes, respectivamente, a que vean junto a ellos la intervención del aún presidente. En su literalidad.  Así practicamos inglés y… aprendemos doblemente.

Decía Barack Obama…

“He hablado acerca de la responsabilidad de vuestros maestros…  de vuestros padres… de vuestro gobierno… Pero al final del día, podremos tener los profesores más dedicados, los padres que más os apoyen y los mejores colegios del mundo y nada de eso importará a menos que todos vosotros cumpláis con vuestras responsabilidades. A menos que … llevéis a cabo el duro trabajo que se necesita para tener éxito.

Y es en eso en lo que quiero centrarme hoy: la responsabilidad que cada uno de vosotros tiene para con su educación.

Cada uno de vosotros tiene algo en lo que es bueno… algo que ofrecer. Y tenéis la responsabilidad con vosotros mismos de descubrir de qué se trata. Esa es la oportunidad que la educación os puede proporcionar.

… No importa lo que quieras hacer con tu vida. Te garantizo que necesitarás una educación para poder hacerlo… Tenéis que trabajar para ello y capacitaros; y aprender.

Y esto no es solamente importante para vuestras propias vidas y vuestro futuro personal. Lo que hagáis con vuestra educación decidirá nada menos que el futuro de este país…

Necesitamos que cada uno de vosotros desarrolle sus talentos, habilidades e inteligencia para que pueda ayudar a resolver nuestros problemas más complejos.

Tal vez no haya adultos en vuestras vidas que os den el apoyo que necesitáis. Tal vez alguien en vuestra familia ha perdido su trabajo y no hay dinero suficiente. Tal vez vivís en un barrio donde no os sentís seguros, o tenéis amigos que están presionando para que hagáis cosas que sabéis que no son correctas.

Pero al final del día, las circunstancias de vuestras vidas… no sirven de excusa para descuidar vuestros deberes o tener una mala actitud. No son excusa para contestar a vuestros maestros, o interrumpir en clase, o renunciar a la escuela. No os excusa para no intentarlo.

Donde ahora mismo estéis no tiene que determinar dónde acabaréis. Nadie ha escrito por vosotros vuestro destino. Aquí en Estados Unidos, uno escribe su propio destino. Uno hace su propio futuro.

… Hoy estoy apelando a que cada uno de vosotros establezca sus propias metas para su educación y a que hagáis todo lo posible por cumplirlas.

Sea lo que fuere lo que decidáis hacer, quiero que os comprometáis a ello. Quiero que realmente trabajéis en ello. Sé que a veces la televisión da la sensación que se puede ser rico y exitoso sin ningún trabajo duro, de que vuestra llegada al éxito será a través del rap o del baloncesto o siendo una estrella de un reality show de televisión, cuando las posibilidades en verdad son que no vais a ser ninguna de esas cosas.

… No vais a adorar cada tema que estudiéis. No vais a tener afinidad con cada maestro. No todos los deberes escolares os parecerán totalmente adecuados para vuestra vida en este mismo instante. Y no necesariamente tendréis éxito en todo la primera vez que lo intentéis.

Eso es normal. Algunas de las personas más exitosas del mundo son aquellos que tuvieron muchos fracasos. El primer libro de Harry Potter de J.K. Rowling fue rechazado doce veces antes de que fuera finalmente publicado. Michael Jordan fue separado de su equipo escolar de baloncesto, y perdió cientos de partidos y miles de lanzamientos durante su carrera. Pero una vez dijo: ‘He fracasado una y otra y otra vez en mi vida. Y es por eso que tuve éxito’.

Estas personas triunfaron porque entendieron que no puedes dejar que tus fracasos te definan; lo que tienes que dejar es que te enseñen. Tienes que dejar que te muestren qué es lo que debe hacerse de modo diferente la próxima vez.

Nadie nace siendo bueno en las cosas, uno se vuelve bueno en las cosas a través del trabajo duro. No eres un atleta universitario la primera vez que ejercitas un nuevo deporte. No aciertas cada nota la primera vez que cantas una canción. Tienes que practicar. Es lo mismo con el trabajo escolar.

No tengáis miedo de hacer preguntas. No tengáis miedo de pedir ayuda cuando la necesitéis. Yo lo hago todos los días. Pedir ayuda no es una señal de debilidad, es una señal de fortaleza. Demuestra que uno tiene la valentía de admitir cuando no sabe algo, y, así, aprender algo nuevo.

Y aun cuando estéis desanimados, y sintáis que otras personas han renunciado a creer en vosotros, no tiréis la toalla. Porque cuando lo hacéis, también la tiráis por vuestro país.

La historia de Estados Unidos no es la de personas que se rindieron cuando las cosas se pusieron difíciles. Se trata de personas que siguieron adelante, que lo intentaron más duramente, que amaban a su país demasiado como para dar algo menos que lo mejor de sí mismos.

… Vuestras familias, vuestros maestros, y yo estamos haciendo todo lo que podemos para asegurarnos de que tengáis la educación que necesitáis… Pero vosotros tenéis que cumplir vuestra parte también.

Así que espero que os toméis en serio este año. Espero que pongáis vuestros mejores esfuerzos en todo lo que hagáis. Espero grandes cosas de cada uno de vosotros.

No nos dejéis caer. No dejéis que vuestra familia, vuestro país, o vosotros, tú mismo, caigas. Haznos sentirnos orgullosos a todos. Sé que puedes hacerlo.

Gracias. Que Dios os bendiga. Y que Dios bendiga a América”.

Uno no puede acabar sino diciendo: Amén. Incluso si Obama no es santo de mi devoción…

¡Ah, Barack, y que bendiga España… que buena falta nos hace!

Y aquí también empieza el curso. Al menos, el escolar…

Anuncios

16 comentarios en “Cuando Obama entró en mi casa: Tu responsabilidad de estudiar

  1. Siempre hemos y seguimos intentado educar a nuestros hijos con el “esfuerzo diario” como llave para conseguir lo que ellos quieran ser en el futuro.

    Por otro lado, me gustaría que un día un Presidente del Gobierno Español, vaya a un Instituto a impartir un discurso similar…. No quiero perder al esperanza.

    Durante años la educación se ha estado politizando, cuando es el futuro de tod@s.

    Seguiremos luchando una, y otra, y otra y otra vez….

    Coro Lucea, suerte con los de 2º de Bachillerato.

    Saludos

    Me gusta

    • A mí ese discurso concreto sobre el esfuerzo, la entrega, la superación, me gusta.
      La verdad es la verdad la diga Agamenón o su porquero, se suele decir. Otra cosa es la coherencia de lo que Obama haga en este u otros ámbitos.
      En todo caso, el post pretende centrarse en el contenido, que es lo que se extracta y se deja en el vídeo para que cada cual pueda analizar su literalidad.
      Gracias por opinar y por los enlaces. Saludos

      Me gusta

  2. Este discurso me ha recordado que hace un tiempo vi el resultado de una encuesta (atribuida al Eurobarómetro 2010), que mostraba el porcentaje de la población que está de acuerdo con la afirmación: “Mi vida está determinada por mis propias acciones, y no por las acciones de los demás o por la suerte”. Había una comparativa entre distintos países. Me resultó curioso ver que en EE.UU. ese porcentaje ascendía al 72%, mientras que en España era del 17%.

    Esto daría para una reflexión bastante rica sobre las distintas mentalidades que tenemos en unos países y otros, de dónde surgen esas diferencias, etc. A mi hay algo que me disuena en esa idea del sueño americano del “si persigues tu sueño y trabajas lo suficientemente duro puedes llegar a lo más alto”. Porque creo que tiene el riesgo de justificar con facilidad el dejar de lado a los que están en las cunetas del camino. “Que se apliquen el cuento, yo estoy con lo mío”, se puede pensar.

    En el otro lado, evidentemente no me gusta nada la cultura del “a mi que me den un piso, que yo tengo derecho a la vivienda”.

    Supongo que lo ideal es trabajar duro, no pararse ante las dificultades… trabajando para los que están en las cunetas. Por eso admiramos tanto las figuras del estilo Madre Teresa, Vicente Ferrer, etc.

    Muy interesante discurso. Gracias por ponerlo.

    Me gusta

    • Muchas gracias a ti, Josemi. Muy interesante tu comentario.
      De hecho, he de confesarte que alguna vez -en el extracto- he omitido a plena conciencia la palabra “éxito” (que, a mi entender se repetía en exceso en el discurso).
      Porque no quiero que nadie confunda el éxito “social” o incluso “profesional” (que no creo sea lo más importante) con el “personal” (para mí, la excelencia está en que cada persona -tenga los talentos que tenga- dé su mejor “versión”). Es mucho mejor (lo repito hasta la saciedad) ser un buen panadero que un mediocre abogado del Estado (y al revés).
      Las personas no son importantes por lo que tienen (dinero, poder, fama) sino por lo que son. Y muchas veces aquel aparentemente “menos relevante” es el que más aporta. A veces, puede ser, aquel anciano o niño o persona sin grandes recursos…
      Así que suelo huir de una excesiva adulación de un éxito “frente a terceros” v me gusta hablar de la superación de uno mismo. Dar lo mejor de sí. Dejo el comentario… que si no me sale un post…
      Un abrazo y muchas gracias por tus atinadas reflexiones.

      Me gusta

    • Querido Fernando:
      Deja al discurso el protagonismo. Que lo merece.
      Además, puedes imaginar lo bien que se siente uno sin “protagonizar” inicios de curso escolar, jeje…
      Un millón de gracias por tus palabras y mil gracias a ti!!

      Me gusta

  3. José, si comienzo curso, adecuaré el contenido a la edad de los alumnos.Ya lo he compartido con compañeros, espero que les haya resultado tan motivador como a mí.
    Saludos

    Me gusta

    • Me alegro mucho de que te haya gustado, Maje. Estoy seguro de que, si tienes la oportunidad de comenzar curso -lo que deseo- harás una fantástica adaptación. Un saludo muy cordial

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s