Capacidad acreditada

pixabay

pixabay

Leí una vez que “las personas, al igual que las aves son diferentes en su vuelo, pero iguales en su derecho a volar”.

Decía Pablo Pineda, joven maestro y actor español con síndrome Down, http://es.wikipedia.org/wiki/Pablo_Pineda que lo que él tiene de especial “son unos padres y un entorno que han luchado por que sea lo más autónomo posible”. Ese mismo entorno queremos -tenemos que lograr- ser siempre para todo nuestro alumnado en el Departamento de Educación de Navarra. Para todos.

El lunes pasado tuve la satisfacción (la frase no es un mero formulismo) de entregar unas acreditaciones a quince personas con discapacidad intelectual. Diez chicas y cinco chicos de entre 20 y 31 años que han finalizado un módulo de formación en técnicas administrativas básicas de oficina.

Éste es el primero de varios módulos que conforman una iniciativa pionera que me comprometo a expandir: con ella desde el Gobierno de Navarra  pretendemos posibilitar que las personas con discapacidad intelectual puedan obtener un certificado de profesionalidad que les facilite la obtención de un trabajo.

En septiembre de 2014 pusimos en marcha este nuevo proyecto, una iniciativa conjunta del Departamento de Educación y el Servicio Navarro de Empleo, con un claro objetivo: paliar las dificultades añadidas con que se encuentra ese colectivo, ya que gran parte de ellos finaliza su escolarización sin ningún tipo de certificación, un factor más que dificulta su acceso al mercado laboral.

Todos los alumnos recibieron una evaluación positiva, destacando además la participación y el interés mostrado en el curso: su ilusión y ganas.

El módulo finalizado (Técnicas administrativas básicas de oficina) es el primero de los cuatro que integran el proyecto, orientado a la obtención del certificado de profesionalidad en “Operaciones auxiliares de servicio administrativos y generales”.

El curso ha contado con 150 horas de formación en gestión de correspondencia y paquetería, registro de documentos diversos mediante aplicaciones informáticas y gestiones relacionadas con la tesorería.

Está previsto que a lo largo de 2015 este módulo formativo tenga continuidad con los otros tres que conforman el certificado de profesionalidad y que son: Operaciones básicas de comunicación (120 horas), Reproducción y archivo (120 horas) y la realización de prácticas (40 horas).

Quiero anunciaros que, a la vista del éxito de este proyecto, nos proponemos extender esta iniciativa en un futuro inmediato por diferentes zonas de Navarra (además de Pamplona, Tudela y la Ribera, Zona Media, etc).

El lunes fue un gran día -no había más que ver sus sonrisas- para quienes recibieron su diploma y para sus familias: “Nos habéis cambiado la vida, a nosotros y a ellos”, comentaban felices unos padres. Pero no sólo fue un gran día para ellos. También -seguro- lo fue para Carmen, la directora del centro José Mª Iribarren, o para los profes, Sonia y Andoni. Y, os confieso, fue un día muy feliz para el Departamento y para mí.

Es genial constatar cómo podemos poner en valor las capacidades de personas como nosotros, si bien con circunstancias especiales. Aunque iguales, todos somos diferentes, únicos, irrepetibles. Y es esencial facilitar a todas las personas la igualdad de oportunidades; estimarles y poderles ayudar a mejorar su autoestima. Es una satisfacción comprobar que se sienten -como merecen- comprendidas y valoradas.

Porque lo valéis, Pablo, Jon Ander, Alba, Ángela, Arantxa, Idoya, Aitor, Izaskun, Santi, Sheila, Ainhoa, Erik, Esther, Alejandra y Paula. Lo valéis. Lo sabéis y lo sabemos.

Se han vencido miedos y, como afirma Nick Vujicic (un hombre que carece de brazos y piernas),  “el miedo es la más grande discapacidad de todas”.

Chicos, habéis superado el partido con victoria; pero ya sabéis lo que os dije: “Queda liga. Tras este éxito, hay que seguir estudiando”. Sé que lo haréis.

Acabo. Hay quien -con gran razón- afirma que la mayor discapacidad es no darse cuenta de que todas las personas, como tales, somos iguales en dignidad y derechos. Sendra nos dice que hay muchas formas de ser personas con discapacidad. Y nos advierte: “La única peligrosa es la de no tener corazón”.

El lunes, todos tuvimos un mismo corazón. Y vosotros, capacidad acreditada. ¡Felicidades!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s